Cooperación comercial: palanca de éxitos en los negocios.

Se repite de forma continua, las organizaciones empresariales se “quejan” de la poca cooperación existente en el mundo empresarial, al menos en cuanto a la implicación de las Pymes en el desarrollo de proyectos que pueden generar beneficios particulares para todas las empresas.

Durante estos días, y especialmente tras la publicación de la Resolución de 23 de diciembre de 2016 que convoca subvenciones para impulsar el Sector Comercial Andaluz así como el Asociacionismo Comercial en todos sus niveles, he tenido la oportunidad de hablar con varios gerentes y responsables de asociaciones de empresarios y comerciantes y todos coinciden en lo mismo, los pequeños comercios no están implicados con proyectos asociativos.

En la parte política, muchos Ayuntamientos tampoco lo suelen tiene muy claro, pretenden “ejecutar” acciones en pro del comercio menor de las localidades y en muchas ocasiones no cuenta con el apoyo de las propias Asociaciones, siendo estas las que realmente conocen las necesidades de las empresas y las que pueden agrupar a un mayor número de ellas y, por lo tanto, hacer que las inversiones públicas generen un mayor beneficio global.

Como ya he comentado en varias ocasiones, para que un área de cualquier ciudad pueda llegar a convertirse en lugar de referencia, atractiva y dinámica, necesita de los comercios en particular y de cualquier actividad económica en general, ya que combinadas con elementos culturales, artísticos y/o recreativos, además de un apoyo de los vecinos del área, consiguen que el entorno ofrezca a la población local así como a los visitantes una oferta moderna y diferenciada de ocio, cultura, comercio y negocio.

La experiencia nos demuestra que, siempre que se hacen cosas en colaboración con otras empresas, organizaciones y/o instituciones los resultados llegan. Es cierto que no siempre es fácil, nadie dijo que lo fuese, y que las recompensas pueden tardar en llegar, pero lo que sí que está claro es que esa necesidad existe, esto es, los empresarios entienden que hacer cosas de forma individual es más complicado y costoso, pero sin embargo tienen recelo de realizar proyectos colaborativos, de invertir en acciones que ayuden, no solamente a ellos de forma directa, sino a toda una zona o colectivo.

Creo que toca insistir, las Asociaciones deben hacerlo entre todas las empresas de su ámbito de actuación, a los Ayuntamientos e Instituciones así como a cualquier agente que pueda ayudar a conseguir que la colaboración empresarial y la puesta en marcha de proyectos comunes potencien la actividad empresarial y por consiguiente se consiga un desarrollo de las ciudades.

Javier Artacho Reboso
Socio – Director
Musashi asesores consultores

Conecta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s