Carta a un franquiciado…

El franquiciado tiene que ser un estratega a la hora de elegir la franquicia, un buen empresario a la hora de desarrollarla y un buen socio de viaje a la hora de hacer crecer la marca en la que dedicará parte del tiempo de su vida.

Querido franquiciado, si tras analizar las ofertas que ofrece el mercado en los distintos sectores de actividad que operan en el sistema de franquicias te has decidido, con datos objetivos, por la mejor opción en relación a tu perfil, a tus necesidades, a tus recursos y al mercado en el que vas a desarrollar tu actividad empresarial como empresario/franquiciado, no olvides una serie de cuestiones que son de gran importancia para que, tanto tu actividad, como tu relación con el franquiciador sea fluida, profesional, sinérgica y rentable:

  • Que el contrato (que supongo que te has leído concienzudamente y te has dejado asesorar por profesionales) se cumpla. Exígelo.
  • Que “la persiana” que se levanta todos los días, depende de ti empresario/franquiciado. No se apoya en “las espaldas del franquiciador” ni de tus empleados, “se apoya en tu espalda”.
  • Que las empresas dependen de las personas, sí, pero de las adecuadas, por lo tanto, realiza, también, un proceso de selección concienzudo para los que te van a acompañar en tu viaje empresarial sean los que te tienen que acompañar.
  • Que el mercado cambia, así que tú también tienes que estar dispuesto a cambiar y evolucionar.
  • Que el sistema de franquicia tiene unas reglas para que funcione bien, así que cúmplelas y exige a tu franquiciador que también las cumpla. No quieras jugar al futbol con las reglas del baloncesto que en futbol tocar la pelota con la mano es sanción.
  • Que la localización, la localización, la localización son “tres” aspectos muy importantes a la hora de abrir tu punto de venta. Intenta no equivocarte de local. Busca, las prisas no son buenas consejeras.
  • Que supongo que, en lo que te has metido, te apasiona porque como sólo hayas pensado en el dinero lo vas a pasar mal, muy mal…
  • Que en la franquicia, como en todas las empresas, los cuentos de la lechera no existen, hay que trabajar duro cada día, con asistencia técnica, con formación que te dará el franquiciador, etc… sí, pero hay que trabajar duro cada día.
  • Que si realmente no necesites un socio, no te compliques la vida más de la cuenta. Ve sólo y disfruta del viaje.
  • Que para que la franquicia crezca tu contribución es importante y, además de pensar que hace el franquiciador por mí, piensa también que puedo hacer yo por la franquicia.

En fin, querido franquiciado, sé que te has informado bien, has analizado todas las opciones que tenías a tu disposición y que vas  a contribuir con tu trabajo a crear riqueza, empleo y que ayudarás a tu marca de franquicia todo lo que sea necesario para que esa ayuda revierta en tu punto franquiciado, pero siempre me gusta recordarte estos puntos para que los tengas presente…es deformación profesional…..

José Ángel Morales Medrano
Socio – Director
Musashi asesores consultores

Conecta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s