Convenio Colectivo de Empresa. Sistema de Flexibilidad Laboral.

Tras la reforma laboral del año 2012, además de posibilidad de realizar la Modificación Sustancial de las Condiciones de Trabajo y un Descuelgue de Convenio de una forma más “sencilla” para las empresas, otra de las medidas que se puede poner en marcha es la negociación de un Convenio Colectivo de Empresa, lo que podría resultar muy beneficioso para las empresas y trabajadores.

Como señalo anteriormente, la pretensión en este sentido de la “famosa” reforma laboral de 2012 es conseguir una mayor flexibilidad interna para las empresas, poder adaptarse mejor a la situación económica, organizativa, de producción, etc. en cada momento, y para ello debe disponer de medios legales que le permitan, respetando siempre el derecho de los trabajadores, realizar las modificaciones oportunas.

Además de otras opciones para conseguir una mayor flexibilidad interna, sin entrar a valorar ahora mismo la conveniencia o no de una u otra, voy a hablar sobre la oportunidad que tienen algunas empresas de negociar un Convenio Colectivo de Empresa.

Con la reforma laboral del año 2010 se pretendía incidir en la estructura de la negociación colectiva, otorgando prioridad al Convenio Colectivo de ámbito empresarial sobre otros Convenios Colectivos en una serie de materias que se entienden primordiales para una gestión flexible de las condiciones de trabajo.

Fue con la publicación de la Ley 3/2012, donde el legislador quiso flexibilizar la realización de Convenios Colectivos propios y el descuelgue del Convenio general. La novedad que incorpora esta norma con respecto al a anterior es que va encaminada a garantizar la descentralización convencional, trata de facilitar una negociación de las condiciones laborales a un nivel más propio y adecuado a la realidad de las empresas y sus trabajadores.

En la situación actual que viven muchas empresas,  con aplicación de Convenios Colectivos que no se adaptan a la realidad empresarial, Convenios Colectivos que están caducando y al haber finalizado la ultraactividad, se remite a los Convenios Colectivos de ámbito superior y en caso de no existir, al Estatuto de los Trabajadores (aunque lo que se está haciendo es prorrogar el articulado que se tenía hasta esa fecha), muchas empresas tienen opción de hacer un Convenio Colectivo de Empresa, con el objetivo de poder regular las condiciones de trabajo y adaptarlas/adecuarlas a la situación actual o futura de la empresa.

Hay que tener en cuenta una cosa muy importante, y al contrario que sucede para poder realizar una Modificación Sustancial de las Condiciones de Trabajo o un Descuelgue de Convenio, donde lo puede realizar cualquier empresa indistintamente del número de trabajadores que tenga la empresa, para la negociación de un Convenio Colectivo de Empresa se necesita al menos 6 o más trabajadores, puesto que para la negociación se requiere que exista como mínimo un representante de los trabajadores designado a través de elecciones sindicales, y para ello el número mínimo ha de ser  6.

La firma de un Convenio Colectivo de Empresa otorgará a las partes plenas garantías jurídicas y los acuerdos serán de obligado cumplimiento, estando sometidas las partes a lo que en dicho texto se regule y durante todo el tiempo de su vigencia.

Desde nuestra firma de servicios profesionales, Musashi asesores, consultores, hemos trabajado y trabajamos en varios proyectos que están ayudando a las empresas y los trabajadores en todo el proceso de negociación, desde la puesta en marcha del inicio de las reuniones oportunas para iniciar las negociaciones así como para la redacción texto y comunicación a la autoridad competente hasta su publicación.

Los resultados obtenidos han sido del todo satisfactorios para las partes, las empresas y los trabajadores pueden disponer de una norma, resultado de la expresión del acuerdo libremente adoptado por ellos, que se adapta a la situación real de la actividad, a los tiempos presentes y futuros y que deja atrás de unas normas que en muchas ocasiones no tenían nada que ver con las empresas actuales.

Sirva como ejemplo una empresa con la que estamos trabajando donde el Convenio Colectivo de aplicación actual nada tiene que ver con la realidad empresarial, la actividad que desarrolla la empresa actualmente no tiene nada que ver con el convenio colectivo que se aplica, no existe otro convenio colectivo que se ajuste a las necesidades de la empresa y los grupos profesionales no ajustan a la actividad de la empresa, de igual forma  algunos de los aspectos económicos no tienen sentido ya que no hay nadie que realice dichas actividades y las condiciones de trabajo y productividad pertenecen a otro siglo.

Desde Musashi asesores, consultores como Empresa Especializada, planteamos una propuesta para iniciar un proceso de negociación entre las partes, empresa y trabajadores, y estamos avanzando en el desarrollo de un texto legal que sirva para adaptar las necesidades de dichas partes y de la que salgan ambos beneficiados en su conjunto.

Javier Artacho Reboso
Socio – Director
Musashi asesores consultores

Conecta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s