Big Data en una Smart City

Desde hace ya varios años, y especialmente con el desarrollo de las tecnologías de la información y comunicación, se ha cambiado la forma de estudiar y comprender el funcionamiento de las ciudades, puesto que a través de los dispositivos electrónicos, se puede obtener un volumen de información que nunca antes se había tenido.
El Big Data, el gran conjunto de datos que se recopilan constantemente gracias a las tecnologías de la información y la comunicación, se ha tener en cuenta como un factor muy importante para mejorar el funcionamiento de las ciudades, convirtiéndolas en lo que venimos a llamar “Inteligentes”.

Desde un punto de vista práctico, y como factor estratégico, el uso de la tecnología para poder predecir comportamientos de ciudadanos, procesos urbanos, necesidades de recursos, etc. hace que la recogida de la información existente en todos los ámbitos de la vida de una ciudad así como el procesamiento de la misma para poder darle un uso adecuado, se convierte en un factor esencial para el desarrollo de las ciudades inteligentes.

Para adquirir la información existen múltiples aplicaciones donde los ciudadanos compartimos todo lo que está sucediendo en ese mismo instante. Existen como ejemplo algunas que nos ayudan a conocer la situación y densidad de tráfico, que unido a distintos sensores que pueden existir por parte de los responsables del mismo, pueden ayudar a elegir una alternativa distinta de tráfico a la que se pensaba en un primer momento.

Otra fuente de información pueden ser las tarjetas para el transporte, puesto que con la información sobre los distintos hábitos de uso, se puede saber qué rutas son las más utilizadas, días de mayor uso, horas punta, etc. de tal forma que puede servir para planificar alternativas así como prever el impacto de cualquier medida que pudiese afectar a ese medio de transporte.

Estos ejemplos, unidos con cientos de otros más que se podrían aplicar al ámbito público así como al privado, muestran como el uso de la información, de la buena información, así como del uso que se le pueda dar, serviría para poder planificar las ciudades de una forma eficiente y hacerlas más competitivas, no ya a medio o largo plazo, sino actuaciones diarias que ayudarían al ciudadano a mejorar su convivencia en la ciudad.

Debemos saber que, cada vez que usamos internet, alguna red social o interactuamos con algún dispositivo tecnológico, estamos facilitando información, información que bien gestionada, puede generar oportunidades de riqueza social, económica, ambiental para todos los ciudadanos.

Javier Artacho Reboso                                                                                                                   Socio – Director                                                                                                                              Musashi asesores consultores

Conecta

Un comentario en “Big Data en una Smart City

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s