¿Están las ciudades preparadas para convertirse en una Smart City?

A pesar de las distintas concepciones que pueda tener el término Smart City y las múltiples opciones de desarrollo que supone para las ciudades, hay una cosa que ha de quedar clara desde el principio, las administraciones deben estar preparadas para los retos del Siglo XXI y se ha de cambiar de forma ágil.

He comentado en algún otro artículo publicado en este blog, que hemos de ser los ciudadanos los que actuemos de forma inteligente y, en la medida que les toque, deben ser nuestros gobernantes quienes actúen en las distintas Administraciones Públicas para que las ciudades se vayan “acercando” al concepto ideal de lo definido como Smart City.

Digo esto porque ayer mismo, en unas jornadas organizadas por BIC Euronova (Centro Europeo de Empresas e Innovación (CEEI) de Málaga) tuve la ocasión de conocer a una empresa (no voy a decir el nombre porque no le solicité autorización para ello) que tiene un proyecto empresarial relacionado con el transporte de pasajeros bastante singular e interesante y se quiere establecer en la ciudad de Málaga, pero según me contó, está encontrando bastantes problemas administrativos y burocráticos que le están haciendo perder oportunidades en su desarrollo empresarial.

Se trata de un proyecto que encaja perfectamente con el concepto Smart, esto es, 100% eléctrico, por lo tanto no contamina el medio ambiente, no emite ruidos, es novedoso en la ciudad, complementa a lo ya existente (no competencia directa), genera puestos de trabajo, etc.

En este sentido, hay que señalar que Málaga se sitúa a la vanguardia de las ciudades con proyectos de Smart City, y sin embargo esta empresa encuentra dificultades para poder desarrollar un proyecto que, a priori, es totalmente compatible con el proyecto de ciudad.

Entiendo que desde las AA.PP. se requiera de ciertas modificaciones normativas para la adaptación a los distintos avances tecnológicos, que cada vez se producen con mayor frecuencia y su impacto en la sociedad es mayor, pero también entiendo que una ciudad que quiera ser competitiva, líder en el desarrollo de proyectos para las Smart Cities y que busque el avance en todos los ámbitos de la ciudad, debe saber adaptarse a las circunstancias, ser consciente que las cosas están cambiando de forma muy rápida y buscar el “hueco” a cada proyecto innovador que encaje en este tipo de ciudades inteligentes.

La dificultad que nos vamos a encontrar, en todos los ámbitos, puede ser el desconocimiento por parte de determinados agentes que son los que van a permitir que un determinado proyecto avance o no, por lo que a su vez en labor de todos recordar el “Plan Nacional de Ciudades Inteligentes” publicado en marzo de 2015, donde se recoge que en los próximos años las ciudades de todo el mundo deban estar preparadas para prestar servicios de manera sostenible (gestión de agua potable, transporte, aire limpio, movilidad, formas de vida, economía, comunicación, administración, habitantes, etc.) lo que constituirá un reto de extraordinaria magnitud para los responsables de los recursos públicos.

Javier Artacho Reboso                                                                                                                   Socio – Director                                                                                                                              Musashi asesores consultores

Conecta

Un comentario en “¿Están las ciudades preparadas para convertirse en una Smart City?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s